Sancor cerró cuatro plantas y dejó cesantes a 500 trabajadores

Escrito por Sembrando Noticias el 

 

Fuentes del sector aseguran que la láctea cerrará otras dos usinas y peligra el empleo de otras 1.000 personas. Reestructuracíón para tentar a algún comprador

El directorio de la empresa Sancor trabaja contra reloj para frenar una deuda que se ha tornado no sólo impagable, sino creciente, por acumulación de intereses, pero también de gastos corrientes en una estructura que quedó desbordada por el derrumbe de la actividad que provocaron las inundaciones en la cuenca lechera provocaron la reducción a la mitad la oferta de leche fluida, y el receso del consumo doméstico.

De ahí que se abocó a un riguroso plan de reestructuración que se manifestó en la decisión de cerrar cuatro plantas, que en conjunto empleaban a unas 500 personas, como primer paso para reducir de 15 a 9 establecimientos en operación  y achicar la nómina de 4.000 a 2.500 trabajadores. De ahí que aún peligran los puestos de otras 1.000 familias.

La Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) aclaró en un comunicado que Sancor confirmó “la necesidad de producir una reestructuración en la empresa” que implique un “achique en la cantidad de plantas, usando los mismos procedimientos que se han usado en el pasado como son los retiros voluntarios, las jubilaciones y los traslados”.

“Hasta el día de la fecha, no se han registrado envíos de telegramas de despido”, precisó el texto de la cámara que representa a la actividad lechera.

El director de la revista Nuestro Agro, de Rafaela, Miguel Ruiz Díaz, informó que, en una primera etapa, se “cerrarán las plantas emplazadas en las localidades de Brinkman, Córdoba (depósito importante de quesos y acondicionamiento de materia prima para seleccionarla por calidad); Coronel Charlone, Buenos Aires, (elabora roquefort); Moldes, Córdoba, (queso pasta dura para exportación y mercado interno) y Centeno, Santa Fe”. Desde el lunes, cada uno de estos establecimientos recibieron la orden de no recibir materia prima para comenzar a desactivar la producción.

También en los próximos días, según pudo saber Nuestro Agro, “pararán por tres meses otro par de plantas para realizar tareas de mantenimiento que son anuales y que ante la falta de materia prima se aprovechará este momento para su reacondicionamiento”.

Infobae

SanCor cerró las plantas de Brinkmann, Charlone, Moldes y Centeno

El comando directivo de la empresa viene analizando distintas alternativas para superar una crisis que obligará a una fuerte reestructuración de la cooperativa, cuya estructura hoy la hace inviable, según ellos mismos reconocen. Desde hoy, cesaron su actividad cuatro plantas que suman alrededor de 500 empleados.

La difícil situación económica-financiera por la que atraviesa la cooperativa láctea más importante del país ha generado preocupación en la gran cuenca lechera santafesina y cordobesa. El primer efecto es la desconfianza entre los propios productores que entregan su producción todos los días.

El comando directivo de la empresa viene analizando distintas alternativas para superar una crisis que obligará a una fuerte reestructuración de la cooperativa cuya estructura hoy la hace inviable. Como primer paso se ha producido una decisión de cerrar cuatro plantas a partir del día de la fecha. Son las emplazadas en las localidades de Brinkman, Charlone, Moldes y Centeno. Sus encargados en la tarde de ayer recibieron la orden de no recibir materia prima y comenzarán a trabajar para desactivar las mismas. Este cierre involucra a unos 500 trabajadores que estarán encuadrados por el momento en la legislación vigente de emergencia que podrá durar entre 30 a 60 días hasta la desvinculación final que comprenderá las indemnizaciones de ley.

También en los próximos días, según pudo saber Nuestro Agro, pararán por tres meses otro par de plantas para realizar tareas de mantenimiento que son anuales y que ante la falta de materia prima se aprovechará este momento para su reacondicionamiento.

Todo indica que las decisiones que debieron tomarse a nivel directivo en la cooperativa hace por lo menos cinco años atrás, hoy se deberán llevar adelante. La merma de producción de leche que se ha producido acelera las decisiones para ejecutar un achicamiento que se le reclamaba a los directivos. Se estima que de las 15 plantas, de aquí a fin de año, quedarán nueve operativas. Mientras tanto se avanza en analizar el rumbo que se adoptará: puede ser una asociación con alguna empresa internacional líder, alguna otra modalidad asociativa o si no se alcanza el saneamiento que se le reclama, podría ocurrir hasta su venta total.

Una dura tarea es la que afrontan los directivos y gerentes de la empresa para arribar a un final lo menos traumático posible y permitir que la cooperativa recupere su solidez y confianza. La información que ha trascendido, permite decir que existen varias ofertas concretas de empresas internacionales dispuestas a negociar con SanCor, pero con el requerimiento de hacerse cargo del gerenciamiento.

Datos por planta

Brinkmann: depósito importante de quesos y acondicionamiento de materia prima para seleccionarla por calidad.

En Charlone se elabora roquefort, en Centeno se produce muzzarella y en Moldes se hace queso pasta dura para exportación y mercado interno. La planta de La Carlota donde se elabora queso para exportación y se hace stock, pararía por tres meses para tareas de mantenimiento.

En el día de la víspera directivos de la cooperativa volvieron a reunirse con funcionarios del Gobierno nacional para informarlos sobre las decisiones que se irán adoptando para encarar una profunda transformación en la empresa. El presidente Macri los había recibido la semana anterior tras un pedido de audiencia, aclarándoles que se ayudaría a SanCor pero si se realizaba la reestructuración necesaria.

Revista Nuestro Agro – Miguel Ruiz Díaz

Autor cesar
Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *