Los Manseros Santiagueños: en plena actuación: Onofre paz despidió a Martín

El tradicional grupo folclórico estaba actuando en el Festival del Carbón en Las Arrias, cuanto el fundador del conjunto estalló sobre el escenario tratando muy mal a su hijo y despidiéndolo.

Un momento de gran amargura e incomodidad vivieron el sábado a la noche quienes estaban disfrutando en vivo del show de Los Manseros Santiagueños en el Festival de Carbón, en la localidad de Las Arrias.

Cuando el grupo terminó de cantar Desde el Puente Carretero, un clásico en su repertorio, Martín Paz quiso saludar a un nenito que estaba entre la gente. Allí mismo, su padre y fundador del grupo, Onofre Paz, lo frenó en un tono agresivo que la gente no entendía si era en broma o en serio. Luego quedó más que claro que era muy en serio.

-“Claramente será la última actuación de Martín Paz porque hoy lo voy a echar”, dijo Onofre, y se escuchó el abucheo de la gente. Pero no quedó ahí. El mensaje continuó: “Porque es muy atrevido con su padre y desagradecido. Yo le di todo, y ahora me hace problemas por minas este guacho de m… No me importa que esto salga por radio y por televisión pero a partir de este momento no va a trabajar más con nosotros”.

En un tono muy tranquilo, Martín se dirigió al público diciendo “Muchísimas gracias por todo lo que me dieron”.

Mirá el video y entérate cómo terminó el escándalo, que claramente no fue de lo mejor. ¿Cómo seguirá ahora la leyenda viva del folclore?

En comunicación con Día a Día, el locutor Andrés Bolletta, que estaba animando dicho festival, contó detalles de lo sucedido. “Después de todos los agravios, Martín se bajó del escenario agradeciendo al público y ahí siguieron cantando Onofre y Alito. Después del primer tema que cantaron a dúo, ya sin Martín, Onofre se siguió despachando con un montón de agravios y groserías. Al hacer un tema más y cerrar el show, lo hizo diciendo ‘el año que viene me tienen a mí solo acá porque yo soy Los Manseros Santiagueños’. Un momento realmente incómodo”.

Bolletta continuó contando: “Después del espectáculo, estuvieron en el camarín más de una hora y media esperando quién los llevara porque ningún empleado municipal quería hacerlo, por la forma en que los trata durante el viaje a todos. Tenían que llevarlos hasta Totoral, que queda como a una hora de Las Arrias. Se quedaron en el camarín hasta que en un momento se acercó un fanático a saludar y a sacarse una foto, y le pidieron a él que los llevara. Y así se pudieron ir. Me parece, a mi entender, que ésta presentación marcó un quiebre en la relación de Los Manseros”.

 

Autor cesar
Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *